Club Sumisión  

hazlo sano... hazlo seguro... hazlo consensuado


Retroceder   Club Sumisión > BDSM: sexo, sexualidad y erotismo > Relatos

Avisos

Relatos Si te gusta escribir, comparte tus experiencias o fantasías.

Respuesta
 
Herramientas
Antiguo 16/07/2008, 13:38   #31
 
Rol: Dominante
Sexo: Hombre
Fecha de Ingreso: Apr 2006
Mensajes: 1.987
Predeterminado

Años atras, cuando ocurrió la escena desencadenante de este testimonio en aquella playa y aquellas rocas, había olvidado que tres días tras aquel día de tremenda fogocidad provocada por sus curvas, Diana y yo estabamos a solas. Ella, cubierta con una toalla muy grande, pero su piel le escocía, y lo extraño es que a mi tambien. Se estaba secando su piel tras la primera insolación cutanea, se estaba pelando y aparecían múltiples bolsitas llenas de líquido, esa humedad que refresa la piel desde su interior cuando se seca o ha de protegerse del exterior.

Se estabe limando las uñas y yo estaba en pantalones cortos, mi piel morena se estaba agrietando y rojiza, y Diana me dijo que me acercase, estuve muy quieto y comencé a sentir las yemas de sus dedos, desde mis hombros hasta mi torso y sentía sus extremidades seguir y apretar las bolsitas y jugar tratando de estirar espacios de piel cada vez mayores.

Estabamos solos y corría una fresca brisa de atardecer que se colaba por la ventana. Yo sentía como arrancaba tira a tira y miraba a mi tía concentrada mediante un espejo lateral y lejano sin que ella me viese pbservarla

Una vez terminó me espació talco secante con suavidad y caricia y me levante: me dijo que me frotase con leche hisdratante y asi lo hice, ella estaba perezosa con la toalla rodeada desde los senos hasta la rodilla y otra sobre el cabello: No me atrevía a insinuarle si quería que la pelase a ella y vi su piel sesgada tambien por el sol.

Tan solo intentarlo me excitaba y la idea de proponerselo me excitaba más, asi pasó un día; no quería dar ninguna sospecha de mi lubrificación, de mi excitación y cualquier proyecto que me propusiese debia ser y hacerse sigilosamente, no despertando sospechas y en una de las ventitantas veces que pasé nervioso por aquel salón donde se habia quedado dormida recostada vi que su toalla se habia desasido de su cuerpo en parte y se veía la prominencia de seno. Hice dos chasquidos delante de ella misma a los que no rspondió porque aquel día de playa la había agotado.

No se como sucedió, pero ayude a que la toalla callese algo mas de sus caderas y acerte a ver los cañones del vello pubico a la totalidad con una caida de tejido suave. Es una mujer que aun depilandose tiene fuertes raices capilares y dan sensación de jungla cortada aunque estuviese rasurada. Pica como debe ser cuando llegas al fondo de su vagina e irrumpes con fuertes revolcones.

Fueron unos ias de intenso fragor y cualquier top less me hacía excitar, cualquer cuerpo bello en la orilla me hacia arder y el objeto de mi deseo tenia nombre y mi mismo apellido materno.

Que pasó cuando tuve agallas de decirle si quería que la pelase yo a ella?, pues tendremos que esperar porque el relatador debe atenerse a terminar acciones laborales y volver areleer este texto para darle la debida terminación.

Sed inmensamente felices!

Sea_Lord
Miniatura de Adjuntos
mi-primera-vez-me-folle-mi-tia-20070120222619-caricias.jpg
ID: 88698  
Sea_Lord está desconectado   Responder Citando
Antiguo 09/08/2008, 01:24   #32
 
Rol: Dominante
Sexo: Hombre
Fecha de Ingreso: Apr 2006
Mensajes: 1.987
Predeterminado

- Sabes Diana?
- Dime
- Sabes cual es mi fantasía preferida contigo?
- A estas alturas, con lo que hemos llevado nuestra locura a la realidad te quedan fantasías?
- Si, y es muy simple:- Te recuerdo en mi adolescencia, entre la primera comunión y la primera corrida, como me bajabas la bragueta y me la acariciabas con la mano.

Diana se puso roja y hasta creo que púrpura, pasando por rojo de Burdeos y tonalidades moradas tirando a frambuesa.

- Esa fantasía en mi hubiese sido una tremenda locura, un desbarajuste mental, una enfermedad imaginaría, pero ahora viéndolo en ti, es hasta provocador y sensual. - Pero aun así mi pudor se crece y con él mis escrúpulos, y quizás ahora me pidieses que me desnudara y sería hasta probable que no lo hiciera, y añado: creo que si me lo exigieres o te pusieres terco incluso te llevaría una bofetada o dos de tía, aunque presumiblemente fuese tu sumisa.

- Otra fantasía, era: dejarte inmovilizada con algún spray o cloroformo, y abrirte la cremallera, meterte mano, por todas partes durante dos horas y luego volverte a vestir sin saber que te había pasado. - Muchas veces me corrí así pensando en ti.

- Y no pensaste en tus otras tías?
- No, porque ninguna era como tu, y tu tan solo verte con los pantalones ajustados, daban ganas de íirsela a machacar: aun no se si las primeras mojadas de cama fueron pensando en ti.

La conversación era relajada, sutil, ambos leíamos en uno de esos encuentros, en algún apartamento lejos de nuestra ciudad. Ella viajaba y a veces me pedía que la acompañase. Iba de gorra, por supuesto, un estudiante universitario no puede darse esos lujos.

Entonces quiero saber que pasó porque le propuse intentar un shibari, un ikebana con ella, y leyendo poemas orientales se inició el calentamiento de mis genitales. Yo comencé a bocetar objetos, formas en un papel y ella agregaba opiniones.

Al siguiente día, tras varias horas, Diana estaba semi colgaba de un techo por la cadera y los brazos como una garza a punto de iniciar un vuelo ante un sol en poniente. El pelo enmarañado revuelto con musgo seco y una orquídea saliendo de su coño y los pezones untados de cola y brillo lentejuela.

Un círculo de velas rodeándola mientras yo jugaba con ella, y yo trataba de pinchar sus glúteos con una aguja cuando ella se agitaba totalmente, en eso yo no era nada experto. Vestía por asi decirlo un corpiño de seda blanca totalmente tijereteado y desgarrado asomando sus tetas y sus hermosas lunas oscuras, y su boca muy tensa sobre la bola de la mordaza que improvisé parecía sofocarla aun más.

Volví a ser el adolescente, y ella se movía excitada, le deje caer cera en colores, se agitaba aun más. Me pajee delante de ella, me corrí como un crío de catorce años. Ella miraba angustiada; yo era y soy su sobrino: Cuando la desaté estaba muy nerviosa, no solo era aquello sino la conversación del día anterior. Sentía pudor.

Le pedí que me pajeara, se lo ordene y lo hizo con cierta agresividad, para mi aun fue mas placentero así, entonces cuando ella estaba de peor gana le ordene: - ponte de cuatro patas perra! - extrañamente no titubeó, se puso y sintió como mojaba su interior, solo que acorto la estancia y regresábamos si apenas hablarnos.

Temí perderla.

Sea_Lord

Última edición por Sea_Lord; 09/08/2008 a las 01:29
Sea_Lord está desconectado   Responder Citando
Antiguo 26/08/2008, 00:22   #33
 
Rol: Dominante
Sexo: Hombre
Fecha de Ingreso: Apr 2006
Mensajes: 1.987
Predeterminado

- Diana: que podemos hacer con nuestras vidas? - Quizas puedas esperar a que termine la carrera e irnos lejos, a Guatemala, a Brasil o Belice, se que nos separan diecinueve años y te preocupa que cuando yo tenga cincuenta tu tendrías sesenta y nueve.

- Diana, en estos seis años de relación incestuosa y tormentosa, hemos sentido mucho más que otras personas en toda su vida. Hemo tenidos miedos y hemos superado cada etapa porque hay algo inmenso en nosotros. Me atrajistes porque estabas buena, porque eras la fruta mas prohibida, porque eras inaccesible y porque olias a mujer muy cercana pero el tiempo hace que sienta la necesidad de vivir a tu lado.

Eres una mujer independiente, inteligente y una gran persona, y no es tu culpa que no podamos evitar nuestra atracción, no hay lencería mas fina que la que tu usas ni mas tefichista que la que tu te pones. Cuando estoy estudiando pienso en ti y me concentro, antes me ardía la polla y hasta que no eyaculaba no podía parar, hoy eres mas que una simple mamada, que un buen rabo o que un polvo junto a un lago.

Nos gusta experiementar, lo que transgrede, lo prohibido, lo que se nos apetece: Darte apor el culo a ti Diana, es como hacerselo a cien mujeres y pajearme en tus manios o entre tus tetas es como si me la comieran diezmil tias y aun unidas todas no te alcanzaban ni a tu tacón....

Y Diana cada vez que lee una carta asi, sabe que habra huracan y lo ha habido, tras uan cortina, fuertemente atada con un tanga minusculo, y hasta una soga al cuello como una ajusticiada, con la boca vendada, con los pezones pinzados y colgando dos campanillas, mecida por la brisa cuento los azotes que estallan en su espalda.

Nacistes para ser mia aun siendo mi tia, no me llaman la atención las jovenes, ni las viejas, y cada vez que mi latigo llega a tu cintura, atus contornos y te contorneas y te doblas, escucho a la vieja sirena que hay en ti. Glauka: mi tia, hasta oirte balbucear palabras intelegibles. Diana.

Sea_Lord

Última edición por Sea_Lord; 26/08/2008 a las 00:52
Sea_Lord está desconectado   Responder Citando
Antiguo 20/11/2008, 16:08   #34
 
Rol: Dominante
Sexo: Hombre
Fecha de Ingreso: Apr 2006
Mensajes: 1.987
Predeterminado

Diana, mi querida tía, la hermana de mi madre, me inspira ternura y admiración. Sus años de profesión y su forma de hablar, de usar las gafas, de encender un cigarrillo. Sus ademanes al vestirse o desnudarse son un continuo metraje de placer para mis ojos insatisfechos. Comienza según ella a dejar de ser atractiva pero invita al deseo aun en las pocas curvas adiposas que la contornean, y cuando la miro cambiarse y con disimulo miro al espejo del ropero para visualizarla en mas dimensiones sobre todo al sacarse su suéter moviendo el pelo y con las manos estiradas se me contrae el cuerpo, y la deseo aun mas sin pensar el vinculo para maternal que nos une.

Usa lencería con un punto de retraso a la moda actual, con bordes de puntilla o tejidos lycra un poco mas amplios que las minúsculas actuales piezas de lencería. Es educada y exquisita hasta en sus movimientos, y miro como su sobrino hubiese querido mirar a los diez o dice años ahora que puedo hacerlo, y me siento feliz de ser perverso y de sentir placer en la perversión de ser correspondido por ella, sus senos, su mirada, su condescendencia.

- Puedes estarte quieta!, - le dije,
estaba en un instante extraño estirando un suéter sin mangas que se había atrapado al pelo, sus brazos estirados tratando de safarse y el otro buscando no dañar el cabello,
- Quédate inmóvil - repetí.

Así mismo como estaba me acerque ella, y le parecía un momento absurdo hasta que con una fusta que jugábamos a veces sintió un dolor tan estricto e inesperado en las nalgas que dio un respingo viendo que se había puesto seria la situación.

Solo había unas luces en las mesas de noches con si cobertura traslucía que actuaban como focos y dispersaban la imagen de Diana sobre la pared. Mi tía en esa pared era una imagen de casi dos metros y medio de altura en forma de sombra, se había inmovilizado. En esa misma posición sintió como sus bragas cedían cada vez más pero no le permitía soltarse de aquella situación ridícula como si de los senos hacia arriba estuviese dentro de un saco, agobiada de calor y sin poder moverse demasiado. Sus bragas en las rodillas le daban una forma pornográfica, absurda, humillante la que yo quería mientras notaba que se me empalmaba cada vez más mi nabo.

Diana trató de hablar y la hice callar tapándole la boca: en el fondo yo sabia que a la perra de su insaciabilidad le gustaba porque se olía su baba que flui al tocarse su chumino.
Pero tambien reconozco que era una imagen extrañamente absurda mas entre una tía y su sobrino, abrí mi bragueta y la deje salir a flote a respirar.

Quería más y más, no quería parar así que saque la parte de su cabeza y cuando ella pensó que le soltaba las manos tambien le introduje la cabeza en una media que encontré allí, trato de safarse pero le di dos toques en los labios, en la boca mientras aprisionaba su cuerpo sobre el torso inmovilizándola, gemía la perra! mi tía, la perra! trataba de desasirse.

Atadas sus manos con la tira de su bata de noche y botada sobre un almohadón en un instante sin programa, use la fusta para dominarla en un rato de juego del que ella no esperaba, donde el único que jugaba era yo hasta que viendo que mejor era no hacer nada ni rebelarse cedió a lo que le dije - Ahora te abres!

Cuando fui a follarmela la mente bailaba en el abismo y mientras contuve la polla con una mano con una comprensión casi masoca viendo la forma del asidero de la fusta, se la introduje en el culo sin esperarlo: Sus protestas no se hicieron esperar y yo ya no podía contener mi polla. A cada respingo mas dentro , a cada sobresalto mas afuera y mas adentro, sin saber como empezaron sus convulsiones y el placer la hacia arder por olas, yo no pude mas y perverso como estaba conteniéndola al punto de hacerle daño me corrí sobre el borde de del mango de la fusta y luego sobre la raja de su culo, entonces con la la fusta enchambada fui inundándola rozando el clítoris mientras le decía las guarradas que venían a mi mente:

- Querida tía hoy la leche por la fusta, eres una perra insaciable y cuando mas dentro estaba el palo su orgasmo la hizo temblar pidiendo que se la metiera, la oí suplicar - metémela, por favor! - a lo que tuve insinuarle, hasta dentro de media hora no me queda leche, así que espera y quédate ahí como una zorra si no es que me duermo; el problema es que me dormí y hace tres días que Diana no me habla. Espero que no dure la situación porque en nuestra arriesgada relación cualquier circunstancia puede llevarnos a complicaciones y nos amamos a nuestra manera a pesar de nuestra sangre. Que el fuego nos juzgue y si puede que nos consuma,
mi polla esta inalterable para recibir ese fuego siempre


Sea_Lord
Sea_Lord está desconectado   Responder Citando
Antiguo 11/12/2008, 23:30   #35
 
Rol: Dominante
Sexo: Hombre
Fecha de Ingreso: Apr 2006
Mensajes: 1.987
Predeterminado



en otros casos nuestra sensiblería nos lleva al amor platónico, a una sensibilidad donde el sexo es la mas pura y mera casualidad casi una excusa diría, para tratar de idealizarla y casi atraparla como idea, quizas sea en ese punto donde se rompe la cadena y el cepo de la gaviota se parte permitiéndole migrar la idea o desvanecerse ella...Y si entendéis algo explicármelo, porque mis pensamientos a veces me son inteligibles.

Diana es un misterio, porque que no podría migrar con ella en un proyecto vital futuro con aplicación pública de que existe como mi puta, a pesar de que puedo quedar a cien kilómetros con ella y sentir algo diferente bajo las sabanas que el resto de los humanos con mi propia tía.

Por lo tanto no hay platonismo entre nosotros y quizas aquellas críticas de mi propia madre sobre sus hermanas, ese deporte femenino tan conocido como criticar, y competir entre ellas, se me bombardeba con el peligro de excitantes ideas por su sadismo, solapado en críticas Y que yo recogía en mi psyke.

- Esa nunca se casará
- Esa solo busca, lo que busca de los hombres.
- Esa se hace la fácil pero es muy lista.
- A veces me gustaría ser como esa.
- A esa no la dejo dormir ni con un hijo mío.
- Diana tenemos que ir a comprar lencería.
- Diana compro unas bragas que caben tres en la palma de la mano cerrada.
- Claro, como Diana no ha tenido hijos tiene el cuerpo que tiene.
- Cualquier cosa le sienta bien a Diana
- Creo que le pediré un camisón a Diana un dia para provocar...
- Diana es mi hermana pero es muy guapa, sale a mi madre.
- Diana
- Diana.

Mi madre jamás pensó que con ese bombardeo pensándome ausente, que por ella era visible e invisible mi tía Diana en mi mundo onírico y yo había empezado a crear situaciones y a pajearme con ella desde la más temprana adolescencia gracias a esas costumbres. Y tambien con mi cara de inocente al verla llegar sudorosa, desabrochada, con pantalones ajustados, trasparencias de sujetador o marcas de bragas en el precioso culo que Dios le ha dado.

Diana hacía vibrar y sospecho que hasta mi padre se ha tenido que pajear con ella o follarse a su hermana, mi madre, pensando que era con su hermana con quién lo hacía,
y yo he tenido la inmensa suerte de ser su amante, su cómplice, su dueño además, justo en el momento que mas atractivo poseía enviciados por paginas de sadomasoquismo . Diana inconscientemente me obliga y presiona como una mentora a terminar la carrera cuanto antes, hacerme extremadamente adulto y amoral con una personalidad extremadamente diferente al resto de mis compañeros y compañeras.

Mis amigos sospechaban que tenia una amante y me sonrojaba, alguno insinúa que levándome tan bien con las chicas y sin novia conocida, podría ser un homosexual y me cortaba, me ha llegado incluso a mis oídos de algun benevolente que tenia alma de asceta, de místico y que terminare en un convento o en una ONG del Congo...

Las chicas me veían maduro y confidente a pesar de mi edad, y algunas se ponían pesadas en saber si tenía novia. No me siento agobiado porque en parte Diana que ante los compañeros hombres es casi una Domina, y en su comunidad de vecinos es la presidenta y se maneja con una independencia tal que a veces, me aparto, para no la agobiarla y sin embargo…

Mi madre me dijo,

- Diana esta de mudanza, no te importa y le alcanzas estos. bocadillos y cervezas y se la llevas para que no tenga que salir?

- Dile que iré esta noche pues debo ir con tu hermana al instituto que hay reunión de padres de alumnos y al dentista, y regreso pronto a casa

Compré una pizza maxi de atún y pimientos y tres cervezas, pues los bocadillos no me parecía una buena idea

Y cuando me vio al abrirme la puerta, sonrió sorprendida y me preguntó:

- Has venido a ayudarme? - Mientras sostenía un cajón con algunos corsets y ropa interior de erótico estilo, látex y otras cosas de cuero.

Al ser el recadero de mi madre, me encontró en la sensación fría, aséptica, en role de puro sobrinaje, como si jamás le hubiese subido la falda, o hubiese retirado su sujetador. Como si nunca la hubiese emborrachado o si nunca nos hubiésemos introducidos en los juegos mas perverso del sadomasoquismo que nos encantaba ejecutar...

La miré, y le dije que no podía ayudarla, que tenía examen, por el camino leía rótulos de psicólogos y me pregunte si debía visitar a alguno pues a pesar que todo encajaba, pero nada encajaba a la vez.

Vi mi teléfono y escuché en su voz:

- Te noté raro antes, pasa algo? – Conteste que no, que tenía un examen.
- Me gustaría que vinieses cuando tenga todo ordenado, esta noche
- Continuó .

El examinador se rió porque tropecé de puro nervio al entrar ya la salir, y fui aparar al suelo con los libros, apuntotes y Cds desparramados por el suelo. Unos rieron, otros se prestaron ayudarme, otros aprovecharon la ocasión para copiarse lo que pudieron, yo tímidamente me levante, agradecí la ayuda y salí tan pronto como pude. Tanto stress me desbordaba.

Cuando llegue a casa de Diana, ocurrieron dos sucesos, ambos separados y ambos al mismo tiempo. Por un lado Diana me esperaba sentada con una bata de fatale femme en un silloncito que hay junto a su cama en el dormitorio con una luz de quinque de mesa camilla verde, que expandía una luz tenue, montado tras una mudanza.

Por el otro, debía de ser tal i estado que se alarmó pues a mi blusa le faltaba un botón los pantalones por las rodillas como si hubiesen sido usados como papel de lija, y la cara hecha un poema por el golpe contra una mesa.

- Con quien te has peleado?
- Fue un accidente, tonto y simple, espero al menos aprobar.

Ella, tía Diana quería sorprenderme porque me vio desinteresado al mediodía, y estaba vestida con bata una culotte muy fina y transparente y sin sujetador cuando note que y me acariciaba el hombro, y dibujaba con sus uñas letras en mi espalda.

Y sus manos me desabrocharon mi blusa y con mucha ternura me retiró los pantalones y vi preocupado unas esposas y una fusta que en principio eran para ella, y ahora me veía pequeño, vulnerable, cansado.

Diana, mi tía Diana me montó sin forzarme y con las rodillas y los muslos me cabalgaba con extrema sensibilidad, jadeando como una loca silenciosa, y puedo decir que casi perdí el conocimiento del largo tiempo que estuvo asi, y pienso...pienso mucho. pienso que jamás encontrare una mujer como mi propia tía, y me resisto a aceptar las normas sociales, y que listón ha quedado demasiado alto.
Son demasiados pequeños detalles tan desorganizados como los que he escrito en esta entrega y. solo lo resumiría en una sola palabra “placer”. a pesar de...

Sea_Lord

Última edición por Sea_Lord; 11/12/2008 a las 23:41
Sea_Lord está desconectado   Responder Citando
Antiguo 24/12/2008, 16:56   #36
 
Rol: Dominante
Sexo: Hombre
Fecha de Ingreso: Apr 2006
Mensajes: 1.987
Predeterminado Cuentos de Navidad o la Navidad es un cuento.

Extraño hilo que nacio como una apuesta que no sería capaz, al seguir otro hilo con sobrinazgo diferente e iniciado por otro estimado forero tan carcamal y gruño como yo.

Sentía miedo cada Navidad pues la Navidad es un embudo que todo lo plantea en diversión pero tambien en reflexión, si Diana se despierta en sus recuerdos infantiles nuestra relación habría terminado.

He procurado repasar los apuntes, poner en orden mi carrera, no pensar e incluso localizar a los viejos colegas para echar un partido de Fulbito con dos carajillos para matar el frío que pela y todo sería mas fácil si ella perteneciese a otro clan mas lejano.

La mesa de nuestra familia era la de siempre, una segunda mesa para sostener las viandas, alcohol caro y alcohol barato de las cajas de las empresas. Un millón de - Te acuerdas? como si solo existiese el día de Navidad o las mismas historias de un abuelo, el único vivo.

Diana llego con zapatos cerrados y brillantes, pero sencillo, medias oscuras y falda de raso, abierta por un muslo sin demasiada provocación lo que la hacía más provocativa. Diana es mas provocativa cuando no lo aparenta. La blusa era muy decente y sin amplio escote, el tejido no podría describirlo, es algo como artificial brillante, fino pero con una sensación de brillo metálico. y una gargantilla plateada, suavemente maquillada, chaquetilla con forro de terciopelo y cargada de bolsas como si de una nueva esfinge del clásico santa se tratar. Yo no podía mirarla, y lo hacia tan descarado que mi madre me dijo:

- Pasa algo entre Diana y tu?
- Os noto enfadados, es mi hermana pero
Siempre ha estado más mitad para allá que para acá,
- Si te ha dicho o ha hecho alguna garapatujada discúlpala,
- Ella no pasa por un sitio si no es para crear amores y odios.

A lo que contesté

- No se porque dices todo eso,

Y me invente una excusa.

- Mira Mamá, será tu hermana pero a veces trata de aparentar ser una jovencita pero es un poco pija y gilipollas y perdónamelo que te lo diga porque es tu hermana.

- Hay estos chicos de hoy!,

Exclamo mi madre! con ese suspiro bobo que a veces ataca a las mujeres incluida mi madre.

- Antes se respetaba más a la familia. - agrefó

A las cinco de la mañana cuando los etiquetas negras habían volado, cuando el jamón era poro hueso, cuando las langostas no eran sino los caparazones en la basura y los gatos trataban de asaltar la tapia que da al patio traseri. Cuando los polvorones se habían convertido en puro papel de envoltorio y los turrones en pegostes sobre una fuete de cristal de tiempos inmemoriales cuando todo el mundos se caían y los últimos villancicos sonaban a gangosos Diana pareció revivir y lanzó un temeroso

- Necesito salir a refrescarme,. - y me dijo delante de los tres somnolientos que jugaban babosos a la play station.
- Me acompañas?

- Esto por aqui, ha cambiado mucho y me da miedo salir sola.

Diana condujo como seis kilómetros, y casi le grité.

- No aguanto mas esta puta comedia" Estoy que ardo!, - Para esta mierda de coche!

Ella semisonriente aparcó en un rescoldo del camino. No se veía ninguna luz y una densa niebla protegía la claridad de la oscuridad. Casi la empuje decenas de metros campo adentro, y tropezó con una raíz casi aérea tan dura como una piedra donde se enredó hasta caer de bruces, hasta hacerse daño cosa que me dejó al pairo sin lamentarlo en lo mas mínimo. No se como le di doce bofetones sin tener conciencia de las consecuencias, me miraba como una loca, extasiada mientras le desgarraba la blusa, fue amoverse la falda y la atenace las manos, lo que quisiese que se hiciese lo quería hacer yo.

Vi un charco e la lluvia pasada y para rematarla vio como mezclaba en el lodo toda su ropa, estaba desnuda con todas las posibilidades de sufrir una hipotermia pero dolorida, y magullada salte sobre ella abriéndome el pantalón. La muy puta comenzó a correrse ya antes de yo haber saltado sobre su cuerpo.
Cuando la fui a penetrar ya su orgasmo era mil espasmos de cadera a un ritmo alocado.
Cuando me corrí casi ya se había ido de su conciencia y volaba por algun submundo, las contracciones espamodicas vaginales parecía una pulsion que no paraba con cadencia de cinco segundos, luego diez, t ya luego menos.

Hubo un silencio y el frío se adhería a mi espalda, parecía haber eyaculado sobre el mismo fuego. y Escuche.

- Gracias - Lo necesitaba.- Feliz Navidad.

Como si todo fuese un guión preparado saco del coche una pequeña maleta, y se vistió con unos jean , un jersey de lana de cuello vuelto , botas y una chupa con protección térmica, y un gorro pasamontañas.

- Te dejaré en casa, - Por favor entra por detrás y cuando despierten diles que he tenido que salir pitando, que me ha llegado un sus que han intentado robar en la empresa.

- Lo mas extraño fue, que al siguiente dia en el noticiero de la televisión, nos llamaron para que fuésemos a ver una noticia. La empresa de Diana había sido asaltada al amanecer, no había habido lesionados y los bandidos habían sido capturados.

Diana se veía entre las personas que se movían tras las cámaras con otro reportero, y me invadió una extraña sensación. Sabia ya ella lo del intento de robo antes de que se dejase hacer todo aquello? Su cara estaba protegida contra el frío y llevaba gafas de sol como las que se usan en las estaciones de esquí. Aun así se podía ver secuelas de in labio partido La imagen estaba muy acorde con la noticia pero lo que no sabe nadie es que Diana no fue asaltada allí, sino en el camino y no por asaltacaminos pues no se sabe a ciencia cierta quien asaltó a quien.

Sea_Lord

Última edición por Sea_Lord; 24/12/2008 a las 17:17
Sea_Lord está desconectado   Responder Citando
Respuesta

Herramientas

Normas de Publicación
No puedes crear nuevos temas
No puedes responder temas
No puedes subir archivos adjuntos
No puedes editar tus mensajes

Los Códigos BB están Activado
Las Caritas están Activado
[IMG] está Desactivado
El Código HTML está Desactivado
Trackbacks are Desactivado
Pingbacks are Desactivado
Refbacks are Desactivado
Ir al Foro

Temas Similares
Tema Autor Foro Respuestas Último mensaje
mi primera cibersesion misa81 Relatos 12 21/03/2010 12:44
Mi primera vez - Me folle a mi tío ildefonso Relatos 29 05/01/2009 11:12
Primera experiencia de un futuro Amo Sir_X Relatos 5 01/01/2008 01:24
Mi Primera Sesion lara{AZ} Relatos 1 20/12/2006 09:26
algo sobre mi primera experiencia sumisso25 Hablemos de BDSM 0 22/01/2006 17:20


La franja horaria es GMT +1. Ahora son las 05:35.